2 de abril de 2014

¡Nos mudamos!

Pues sí, como leéis, nos mudamos. Tras darle muchas vueltas y viéndome un poco sobrepasada por tener que administrar varios blogs, con el consiguiente caos que ocasiona tanto para vosotros como para mí, y con las perspectivas de mi próximo libro (que supondría tener que dedicarle un nuevo blog), he decidido ser práctica y aglutinarlo todo en una web.



Todos mis blog actuales quedarán inoperativos pero en principio no voy a desactivarlos, simplemente las nuevas actualizaciones se harán en la web.

Para mí es todo nuevo, así que me estoy habituando a este sistema. ¡Tenedme un poco de paciencia! Aun no sé qué haré con las fanpages y los blogs, una vez que haya actualizado la web por completo. Continuaré avisando a través de mis redes sociales sobre las novedades. Espero que os guste la idea, ya que es más cómodo tener toda la información en un mismo sitio y no tener que estar visitando el enlace del enlace del enlace.
Nos seguimos leyendo, Annabel.

8 de marzo de 2014

Día de la mujer - 8 de marzo

Leer era cosa de hombres (artículo de Tereixa Constenla, leer aquí)


Las mujeres tuvieron prohibida la entrada a la Biblioteca Nacional de España hasta 1837. Hoy leen más que los hombres. 

Tal vez propiciado por la inusual circunstancia de que España estaba gobernada por una mujer, la reina regente María Cristina, ordenó que autorizasen la entrada y la consulta de libros a cuantas mujeres lo solicitasen, desacreditando cualquier pretexto machista “y en el caso de que
afortunadamente el número de estas exceda de cinco o seis, se haga presente, manifestando el aumento de gasto que sea indispensable”.



España a la cola de la OCDE en igualdad en el mercado laboral (artículo completo aquí)


España ocupa la vigésima tercera posición en un ranking de veintisiete.


Este ranking se elabora a partir de cinco indicadores: la igualdad con los hombres en su nivel de ingresos, la proporción de mujeres en el mercado laboral, tanto en términos absolutos como en relación con el porcentaje de los hombres, la tasa de desempleo de las mujeres y la proporción de mujeres empleadas a tiempo completo.


La mujer representa en España el 60% de los universitarios y el 45% del mercado laboral, por lo que existe un desequilibrio entre estas cifras y su papel en los cargos directivos.


La España de ayer, la mujer de hoy (artículo de Annabel Navarro)


La crisis económica en la que el país sigue inmersa, a pesar de los brotes verdes anunciados por el Gobierno, ha supuesto un retraimiento en las conquistas de las mujeres; situación económica de déficit que los sectores más tradicionales y retrógradas han usado como excusa para reducir derechos sociales y laborales.

Las críticas al feminismo y a movimientos sociales que luchan por la igualdad de la mujeres perduran en la actualidad, tales como que "es algo caduco pues las mujeres ya han alcanzado la igualdad real y efectiva", o que "es algo reducido a países subdesarrollados o en vías de desarrollo" siguen marcando la existencia de la lucha feminista.

"El avance social de las mujeres ha aumentado en los últimos 30 años pero ni se ha alcanzado la máxima pretendida ni son irreversibles todos sus logros", según señalan profesores de la UNED.

Los avances científicos y tecnológicos, la pérdida de fuerza de los sectores eclesiásticos, las conquistas obtenidas gracias a los sistemas democráticos, entre otros factores, han supuesto un fortalecimiento de la imagen de la mujer a la que se la ha dejado de ver como un ser extraño, sumiso y relegado a un segundo plano, donde el ámbito privado era suyo en exclusiva, y sus únicas funciones las de ser madre y esposa.



 Gracias a la lucha de Antonia Gutierrez Bueno, Charlotte Perkins, Simone de Beauvoir, entre muchas otras personas (tanto hombres como mujeres) hoy puedo sentarme aquí y decir desde esta ventana del mundo lo que pienso, porque tengo capacidad para hacerlo, porque mi vida no se limita a ser la esposa o la madre, porque mi vida es un compendio de cosas de distintos campos, y puedo elegir el camino que tomar libremente sea cual sea; porque mis ideas son tan válidas como las de cualquier hombre; porque puedo acceder a la política; porque puedo votar; porque puedo ir a la universidad y pasearme por la calle; porque soy una mujer independiente; porque puedo optar por ser madre o no serlo si eso no me hace feliz; porque puedo escribir un libro, o hacer una tarta, sin ser menos persona; porque tengo
el poder y la capacidad para elegir mi vida.


Pero... ¿ya está todo conseguido en España? ¿Existe un retroceso en derechos en nuestro país? 

El maltrato machista sigue cobrándose demasiadas vidas, las mujeres siguen teniendo que conciliar la vida doméstica con la laboral, las polémicas leyes del aborto y la restricción en las adopciones o en los procesos de fertilización por condición sexual siguen levantando ampollas, la Iglesia católica sigue pidiendo sumisión, las mujeres a partir de 45 años están excluidas de ciertas profesiones o del mercado laboral en general, las mujeres siguen asumiendo el cuidado de familiares dependientes, la prostitución es un problema real... etc.

La lucha por la igualdad es una batalla constante que debe partir de un concepto básico: no somos mejores ni peores a ningún hombre; somos personas y como tales debemos ser respetadas. No dejen que nos amordacen, que nos limiten, que nos condenen por un hecho biológico, que nos condenen por engendrar la vida en nuestro seno. VIVE Y DEJA VIVIR.

 Safe Creative #1403080319748